¿Cómo valorar si la niñera es la más adecuada?

En el anterior artículo describíamos las cinco claves a tener en cuenta al seleccionar la niñera de nuestros hijos. Una vez seleccionada, debemos dejar pasar un período de adaptación de al menos unos quince días, antes de entrar a valorar si realmente es la cuidadora que más se adecúa a nuestras necesidades y sí, también, es la influencia que queremos para nuestros hijos. Respecto a este tema, los cinco elementos básicos que debemos tener en cuenta son:

Niña
Autor: Jusben Fuente: morguefile

1. Diálogo: es muy positivo que se trabaje en equipo, es decir, que la niñera haga a los progenitores partícipes de las actividades que realiza con sus hijos. Para ello, es indispensable que exista un diálogo bidireccional, sincero y abierto, entre la familia y la niñera, para que los primeros estén al corriente del día a día y para que la niñera se nutra de los consejos y sugerencias de los padres.

2. Experiencia para los hijos: para saber si la niñera es la más adecuada para nuestros hijos es clave saber la opinión de ellos. Es importante que los padres hablen con sus niños para saber de primera mano la valoración que hacen de su cuidadora y exterioricen abiertamente cómo viven la experiencia con ella. También es importante detectar si ha habido cambios de comportamiento importantes en los hijos desde que se la ha contratado.

3. Seguridad: un elemento prioritario de los padres hacia sus hijos es la seguridad, por lo cual debe ser también la prioridad de su cuidadora. Si percibimos que nuestros hijos cuando están al cuidado de la niñera, sufren accidentes fáciles de evitar, debemos estar alerta ya que es posible que la cuidadora no esté suficientemente vigilante con ellos.

4. Cumplimiento de los acuerdos: otro factor a tener en cuenta a la hora de valorar si la niñera cumple nuestras expectativas es analizar si es fiel a los acuerdos preestablecidos. Para ello, es importante priorizar las normas, asegurarnos que se las explicamos de forma entendedora y mantener una coherencia en el tiempo. Si aun así no cumple con ellos, debemos entrar a valorar cuál es el motivo del incumplimiento

5. Incidencia positiva: la educación es un elemento esencial en el desarrollo personal de nuestros hijos. Al ser la cuidadora un agente más de su contexto educativo y al pasarse muchas horas con los niños, es importante que la incidencia que tenga sobre ellos sea positiva y esté alineada con la manera en que los padres quieren educar a sus hijos.

¿Cómo valorar si la niñera es la más adecuada?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>